Lo mejor de Londres en 2 días

Escrito Por bshicom 10/12/2015 0 Comentarios

Si alguna vez te ves como nosotros en la ridícula situación de hacer una escala de sólo 2 días en Londres, aquí te decimos como salir airoso del reto y mantener tu frente en alto. Prepara tus zapatos más cómodos y ten lista la cámara, ¡este será un recorrido de locos!

 

Después de dejar tus maletas lo primero que tienes que hacer es adquirir una Oyster Card con duración de 2 días, con esta podrás usar el transporte de Londres cuantas veces quieras durante los días de tu estancia, ahorras dinero y lo más importante… tiempo. No puedes perder segundos valiosos haciendo fila comprando pases individuales para cada trayecto.

 

Te sugerimos que el primer trayecto sea a Westminster, tan pronto salgas de la estación del metro te toparás con el Big Ben y el Palacio de Westminster. Para muchos una foto ahí basta para decir que estuviste en Londres, pero no, hay demasiadas cosas que ver. Camina a espaldas del Big Ben y de las Casas del Parlamento para ver la Abadía de Westminster, lugar de coronación primero de los monarcas ingleses y después británicos. Esta iglesia de estilo gótico es impresionante.

 

 

Regresa al Big Ben y cruza el Támesis para subirte a “El Ojo” de Londres, un moderno mirador a orillas del río que con sus 135 metros de altura te dará las mejores vistas del skyline de Londres.  Tan pronto bajes vuelve a usar el transporte de Londres y dirígete a la Torre de Londres. Aquí podrás ver además de este impresionante edificio las joyas de la corona británica. Asegura una foto con los Beefeaters, que son los encargados del control de la Torre y más importante del resguardo de los 6 cuervos que ahí habitan. Según dice la leyenda si esos 6 cuervos llegaran a desaparecer algún día, la Torre de Londres se caería y con ello la monarquía.

 

 

Una vez que hayas recorrido la Torre de Londres, camina al Támesis y tomate una foto con el Tower Bridge de fondo. Ya que la tengas vuelve a subirte al transporte de Londres y dirígete lo más rápido que puedas a la Catedral de San Pablo, esa mole impresionante que destaca entre los edificios de Londres.

 

 

¡Ya estás a la mitad del recorrido del primer día! Pero es momento de recargar pila y para eso no hay nada mejor que un buen Pub. Ve en metro a Leicester Square y conoce el Pub The Harp, altamente recomendable. Ya con energías camina hacia Piccadilly Circus y ten la tarjeta de crédito lista para aprovechar esta zona de shopping. Compra todos esos suvenires y recuerditos obligados y prepárate para caminar hacia Trafalgar Square. Si no te tomaste foto en Piccadilly en la escultura de Eros… ¡regrésate!

 

 

Más pronto de lo que crees habrás llegado a Trafalgar Square caminando, aquí conocerás la Columna de Nelson, La Galería Nacional, la Iglesia St. Martin in the Fields y ubica la calle The Mall, pues te será de gran ayuda para el siguiente día. Una vez saciada tu sed de fotografías, de haber alimentado a las palomas y subirte a los leones de la Columna de Nelson, vuelve a armarte de valor para caminar ahora a West End.

 

 

Y es que justo a espaldas de la Galería Nacional  se encuentra el distrito de teatro West End. No puedes dejar de ir a ver alguna de las tantas obras de teatro que Londres tiene. La ciudad ofrece una de las mejores carteleras de teatro en el mundo. Escoge la obra que más te guste y deja que transcurra así tu primera noche en la capital del Reino Unido. Después de eso vete  descansar y trata de dormir que al día siguiente debes despertarte muy temprano.

 

 

Lo siguiente será una tortura para quienes no se levantan temprano pero el tiempo apremia. Procura estar a las 8 de la mañana cuando muy tarde de nueva cuenta en Westminster y lleva algo para desayunar más tarde, ¡no te lo comas aún! En esta ocasión toma la calle Whitehall y camina hacia Horse Guards y cruza los dedos para que corras con la suerte de ver alguno de los desfiles que ahí se presentan. Si tu suerte es tan mala como el clima londinense, recuerda, no hay tiempo para llorar, tómate una foto con alguno de los guardias a caballo que ahí cuidan el edificio y sigue caminando hacia la calle The Mall, esa junto a Trafalgar Square del día anterior.

 

 

Toma The Mall y atraviesa uno de los parques más famosos de Londres, el St. James. Este parque termina justo frente a tu siguiente destino, el Palacio de Buckingham. Llego el momento de sacar al turista que todos llevamos dentro y con mucha paciencia ábrete camino para estar lo más cerca de las puertas del Palacio de Buckingham para admirar el cambio de guardia. Con puntualidad inglesa, la ceremonia se lleva a cabo a las 11:30am, pero te recomendamos llegar al menos 1 hora antes para tener un buen lugar para disfrutar el cambio de guardia. Cualquier lugar frente al Palacio de Buckingham, ya sea junto a sus puertas o en el Victoria Memorial son buenos. Si logras acaparar un espacio en las escalinatas del Victoria Memorial frente al Palacio de Buckingham, eres un maestro. No te muevas de ahí por más empujones que te den y ahora si es momento de comer tu desayuno. La espera puede ser algo aburrida, pero diviértete con todos los turistas que llegaron tarde y buscan desesperadamente un lugar para ver el cambio de guardia… ¡Ilusos!

 

 

Una vez terminado el cambio de guardia toma el metro y bájate en la estación de South Kensington, llegó la hora de un poco de cultura. Visita alguno de los 3 museos que se encuentran en Cromwell Road. Nuestro favorito fue el Museo de Historia Natural, una foto con el dinosaurio Dippy en la sala principal del museo es obligada si es que no ha iniciado ya su recorrido alrededor del Reino Unido.

 

 

Es hora de un pequeño relax así que date tiempo de recorrer Kensington Gardens y Hyde Park a unas cuadras del Museo de Historia Natural. Recorre estos enormes jardines y procura que al final termines en el Marble Arch pues de ahí tendrás que caminar unas cuadras hacia The Golden Hind, uno de los mejores lugares para comer el típico Fish and Chips, la mejor manera para despedirte de Londres.

 

¿Y qué crees?, ¡lo lograste!, conociste lo mejor en Londres en sólo 2 días. La ciudad tiene mucho más para ofrecer y es imposible ver todo lo que la capital de Inglaterra tiene en tan sólo dos días. Si todavía tienes tiempo y energías dirígete a Camden Town, Greenwich o la Isla de los Perros, algunos de los barrios más famosos de la ciudad, y resígnate… hay tantas cosas que ver en Londres, que de una nueva visita con más tiempo no te escapas. 

 

Deja un comentario